Este proyecto inicia con el señor Ciriaco Alavez Bautista y su esposa Paola Luna Alavez. Originarios de San Juan Evangelista Analco, en la década de los 1960 cuando estudiaron la primaria en dicho pueblo experimentaron una discriminación hacia su lengua. Los maestros de esa época estaban siguiendo las normas de la SEP en aquel entonces, implementando un programa de castellanización que empezó décadas antes. Habían pellizcos, varazos y reglazos para los alumnos que se atrevieron a decir una palabra en zapoteco dentro de la escuela. No fueron solamente los niños que sufrían castigos sino también a los padres de familia se les prohibió usar su lengua en la calle o aun dentro de su casa con su familia. Después llegó la primera normalista, Gudelia Martínez, y se minimizaron los castigos con la nueva metodología educativa. Cuando el señor Ciriaco estuvo en quinto y sexto de primaria empezó a sentir que como resultado de los castigos que todos habían vivido que la lengua se estaba perdiendo. 

Empezando en 1965 el señor Alavez empezó a escribir palabras en zapoteco con el deseo de adquirir de otros hablantes unas palabras que no había aprendido y de rescatar el conocimiento léxico que adquirió en su familia y su pueblo. 

 

Todavía estamos desarrollando la ortografía en este diccionario pero en general concordamos con el diccionario de Nellis y Nellis de la variante vecina de Atepec. Usamos letras simples y dobles para los sonidos simples y geminadas como <t> y <tt> para las oclusivas alveolares simple y geminada. <th> representa /θ/ como en la palabra inglesa teeth 'dientes' o la palabra zapoteca yethia 'caña'